Sobre nosotros

«Entrar en Capet es viajar a una dimensión que todos conocemos y a la vez, ninguno visita tanto como debería. Una en la que sabores, olores y pasión fructifican en la experiencia de paladear el paso del tiempo y la estancia en el lugar como si de manera natural alguien lo hubiera establecido así. Como si tuviera que ser así. Sin artilugios redundantes ni artificios decorativos. Honestidad y sabor a partes iguales. Atrevimiento y pasión, a cual más intenso».

Este texto es de un amigo nuestro. El texto que ha escrito para definirnos. Quizá redundante, quizá rimbombante, lo que intenta explicarnos es parte (o todo) de nuestro trabajo diario. Un trabajo que se basa en hacer ver a los comensales y amigos que a partir de los alimentos que ya conocemos, esos que de tan próximos casi se nos olvidan, y una técnica cuidada donde nada ha de pesar más que lo necesario, Capet intenta ser un ejemplo de honestidad tanto en su propuesta como en su resultado. Cocina de mercado entendida como lo que realmente habría de ser. La comida que siempre hemos tenido ahí y que, por alguna extraña razón, hemos dejado de admirarla como deberíamos. La comida que nos gusta. ¡Larga vida!